1.- TECNICAS GRUPALES.

1.1 Qué son las técnicas grupales

Al hablar de técnicas aplicadas al trabajo con grupos nos estamos refiriendo a todos aquellos ejercicios grupales que solemos aplicar con el objetivo de generar la participación del grupo.
Algunos autores las denominan “Técnicas de dinámica de grupos”.
Se distinguen tres líneas de actuación con respecto a la aplicación de las técnicas de dinámicas de grupo:
- La primera línea ha utilizado las técnicas con la única intención de cohesionar grupos en sí y para sí y nada más. Son técnicas grupales con las que se trabaja por lo general en pequeños grupos y lo único que interesa en conseguir la desinhibición de los individuos y que lleguen a identificarse con el grupo.
- En una segunda línea han sido utilizadas para el trabajo con grupos de base. Su utilización busca hacer mas sencilla, simple y entretenida la reflexión sobre un tema, pero no profundiza y su uso se ve como exclusivo para sectores de base sin mayor nivel académico.
- Una tercera línea es la que reduce la educación a la aplicación de técnicas participativas, educación ‘dinamiquera’, de entretenimiento sin reflexionar sobre los temas y aportando escasa formación..

Para Carlos Núñez la técnica es “el instrumento, es el estímulo que propicia la participación, no es un mero juego para hacer divertido el proceso educativo”.

Otro concepto de técnicas grupales es el que define las técnicas como “un conjunto de medios y procedimientos, que aplicados a una situación de grupo, sirven para lograr un doble objetivo: Productividad grupal y Gratificación”
Existe una distinción en cuanto a lo que se denominan técnicas para el trabajo con grupos y técnicas participativas o de dinámicas de grupo.
Sin embargo lo que se denomina dinámicas de grupo, se utilizan corno técnicas cuando se marca claramente el objetivo que queremos conseguir, es decir, se utiliza para hacer visibles los procesos que se viven en el seno del grupo ayudan al autoconocimiento de los miembros, se manifiestan como un instrumento de ayuda para que el grupo resuelva los problemas de interrelación que pueda tener. Las técnicas de dinámicas no resuelven los problemas, no dan por explicado un contenido, si no que lo que consiguen es que el grupo se conozca mejor, aumente su capacidad de resolver, analizar y aprender y en definitiva que se cree un grupo maduro y productivo.
Con una metodología que utiliza la dinámica de grupo se puede conseguir crear un buen clima grupal de respeto a la persona y de participación de todos los miembros del grupo.
Interesa que quede claro que una dinámica de grupo no sirve sólo o no se puede utilizar sólo para hacer más gratificante el aprendizaje, es decir, para entretener. Al contrario, es conveniente no abusar de este tipo de dinámicas.

1.2. Cómo elegir adecuadamente las técnicas

No existe ninguna técnica que pueda aplicarse siempre y en cualquier circunstancia, al contrario la técnica grupal ideal no existe, de ahí la importancia de combinar, recrear, adaptar y reinventar las técnicas en cada una de las aplicaciones concretas.
Se trata de que las técnicas que utilicemos sean lo más adecuadas posible al grupo concreto con el que trabajamos, a sus objetivos y a sus características.
Por eso se exponen a continuación una serie de criterios que nos permitan de la manera más eficaz posible, elegir la técnica que mejor se adapte a cada trabajo de grupo concreto.
Estos criterios no serán siempre compatibles, lo que si será conveniente es tenerlos en cuenta simultáneamente.
  • Los objetivos que se quieran conseguir.
Madurez y entrenamiento del grupo, las técnicas tienen diversos grados de complejidad y los grupos son también complejos, por lo que hay que tener en cuenta: el tipo de comunicación que se da entre los miembros del grupo, el grado de cohesión del grupo, la participación, la capacidad de escucha, etc. Cuanto menos madurez tenga el grupo habrá que utilizar técnicas de menor exigencia.
  • El tamaño del grupo.
Hay técnicas apropiadas para grupos pequeños y otras que sólo se pueden realizar con grupos grandes. Pero como las técnicas pueden y deben readaptarse, el tamaño del grupo no sería demasiado problema.
  • Ambiente físico.
Independientemente del ambiente del grupo, hay que tener muy en cuenta el local o aula donde se va a desarrollar la actividad; debe adaptarse al número de participantes, estar bien ventilado e iluminado, las sillas deben estar dispuestas de forma que todos puedan verse la cara ...
En la mayoría de los casos tendremos que adaptamos a las posibilidades existentes y elegir otra técnica en lugar de la que teníamos prevista para que se adapte al espacio de que disponemos.
  • Características de los miembros
Hay que tener en cuenta las características de los participantes, su modo de ser, de actuar, de pensar ya que no todas las técnicas pueden usarse en cualquier tipo de grupo.
De lo que se trata es de evitar situaciones incómodas o violentas por parte de algunas de las personas del grupo; nadie debe sentirse obligado a participar en grupo y toda acción que suponga forzar a alguien, lejos de ayudar al grupo lo puede desestructurar.
  • La capacidad del animador o coordinador del grupo
No todas las técnicas requieren de la misma capacidad, destreza o habilidad en su utilización, al contrario existen técnicas que para su uso correcto es suficiente con conocer el grupo y saber cómo se aplica; otras en cambio necesitan gran práctica y experimentación por parte de quien las aplica.
El animador debe conocer los riesgos que posee cada técnica y conocer su capacidad y habilidad en el manejo de las técnicas. Es preferible utiliza técnicas más simples y con menos riesgos que llegar a una situación que no se pueda controlar.

1.3. El uso de las técnicas grupales.

El haber elegido una técnica con acierto no es garantía para asegurar que va a funcionar de la manera en que deseamos; para que las técnicas grupales sirvan al grupo de la mejor y más eficaz de las maneras hay que tener en cuenta el momento en que se aplican:
  • No suelen aplicarse de forma pura, es decir, como se había diseñado, por una sencilla razón, porque las técnicas son más útiles si se adaptan, o se combinan unas con otras y se recrean en función de las circunstancias.
  • Las técnicas hay que adaptarlas al grupo, al momento, al tipo de trabajo o problema que se quiera resolver y al tipo de personas que lo integran. Lo más adecuado es combinar varias técnicas en una sesión de trabajo.
  • No es bueno aficionarse a una o dos técnicas y utilizarlas siempre y en todo lugar, pues una técnica que puede haber funcionado con un grupo puede no hacerlo en otro.
  • No se deben usar las técnicas de manera rutinaria, el abuso las vacía de contenido, además deben usase con un objetivo muy claro y definido. Si se emplea una técnica concreta debe ser para algo y por algún motivo concreto.
  • Para que las técnicas funcionen, el grupo debe mantener una actitud de cooperación y de conciencia grupal y además debe tener una atmósfera cordial.
  • El conocimiento del grupo concreto en que se va a realizar la técnica es fundamental; conocer sus posibilidades y potencialidades ayudará a emplear las técnicas grupales con una mayor eficacia.

1.4. Clasificación de las técnicas grupales

No hay una clasificación rigurosa de las técnicas participativas, la clasificación que utilizan algunos autores se refiere al objetivo que pretende, así conocemos las técnicas de presentación, de comunicación, de consenso, de resolución de conflictos, de distensión, de relajación...

1.5. Enlaces de páginas con diferentes técnicas grupales.



2.- DINÁMICA DE GRUPOS

La dinámica de grupos, hasta los años 50, fue casi exclusivamente de interés científico, pero a partir de la década siguiente se puso rápidamente de moda. Y como siempre sucede cuando se populariza una cuestión científica, ésta corre el riego de desnaturalizarse. Y así ha sucedido: es frecuente ver en periódicos y revistas anuncios ofreciendo sesiones de grupo y prometido el crecimiento del potencial humano, el desarrollo de la sensibilidad personal o, más humildemente, el aprendizaje experiencial de la conducción de grupos o reuniones.

2.1. Concepto de dinámica de grupos

La dinámica de grupo, se ocupa del estudio de la conducta de los grupos como un todo, y de las variaciones de la conducta individual de sus miembros como tales, de las relaciones entre los grupos, de formular leyes o principios, y de derivar técnicas que aumenten la eficacia de los grupos.
En la dinámica grupal es importante la solidaridad y que entre los miembros de un grupo haya cohexión.

2.2. Enlaces de páginas con diferentes dinámicas grupales.